Siempre había oído (¿leído?) a la gente decir que las empresas tecnológicas, las redes sociales, el uso de inteligencias artificiales, entre muchas otras cosas, habían provocado la muerte del internet, al menos del de las personas. Grande fue mi sorpresa cuando recientemente he visto la siguiente frase en el sitio web de una ¿empresa?: «We all know that GDPR will kill internet, meanwhile, we can fight with it». 😳

Contexto

He estado jugando, incluso seriamente, con WordPress en estos días, pues tengo varios proyectos entre manos que quiero desarrollar y que se beneficiarían, más bien dependerían, de mis habilidades para montar un sitio en WordPress.

He probado instalando Kadence, el tema y el plugin, pero hay algo que no me acaba de convencer. Quizás sea que ya estaba acostumbrado al editor de tema por defecto que trae WordPress. Este, según entiendo, ha sido implementado recientemente, y la verdad es que me gusta bastante, a pesar de no tener todas las capacidades con que cuenta Kadence. Es sencillo y evita tener que agregar grandes dependencias al sitio.

Sin embargo, el editor del sitio por defecto junto con Gutenberg tiene, ciertamente, sus limitaciones. Por este motivo lo que más adecuado he encontrado hacer es quedarme con todo por defecto y usar el plugin GreenShift para lograr aquellas funcionalidades que sean bastante exigentes en diseño, por así decirlo.

El encuentro

Entonces, buscando cómo hacer algunas cosillas en la documentación me encontré el tutorial How to use local fonts in Greenshift for GDPR, y es ahí donde comienzan advirtiendo que «We all know that GDPR will kill internet, meanwhile, we can fight with it».

¿Quién tiene la razón?

Mi respuesta es, de hecho, dos que se entrelazan:

  • Ninguno, y
  • No importa

Y ya sobre temas similares he estado hablando en la Newsletter, más específicamente en la publicación ¿O es que acaso no somos animales?. Es una idea que no tengo completamente formada, pero que creo que puede estar de alguna manera acertada y cambiar la forma en que vemos el mundo (o veo yo el mundo).

  • Si estás del lado de la privacidad y eres consumidor, te parece que las compañías son monstruos queriendo devorar tu información personal. Y hasta cierto punto tienes razón.
  • Si eres una persona que aboga por los derechos a la privacidad y la seguridad en línea y eres creador de contenidos, entonces lo más probable es que estés utilizando algún tipo de tecnología que agreda a los usuarios desde estos puntos de vista. Y no está mal.
  • Si eres un negocio que está intentando prosperar en este entorno del marketing, el análisis de datos, etc., entonces deberías respetar los derechos de los consumidores y no ser tan despiadado en este ámbito. Pero si las personas aceptan y obtienen ciertos placeres de tu servicio, ¿quién soy yo para decirles lo que es bueno o malo para ellos? ¿Es que acaso yo sé que es bueno o malo para otros? Hay que ser muy soberbio para pensar así. Hay quien cree que el aceite de soya es veneno, mientras que otros piensan que el veneno es la mantequilla. Ve tú y dile a alguno de ellos que está equivocado.
  • Si eres alguien que no le importa, pues eso, ni te das por enterado. Sigue feliz con tu vida.
  • Si eres una persona sin empleo, y créanme que esto desespera un poco, entonces ser contratado por una de estas empresas será una dicha enorme. Y aquí no sé si incluir a los creadores de contenido sobre privacidad en línea, pues muchos dicen que YouTube es malo, y lo hacen desde un video en YouTube, sugiriéndote el siguiente.

Y si, lo sé, es un análisis muy rápido. Probablemente hasta superficial. Pero mi intención es dejar muy claro que nadie tiene razón, y que no importa tenerla. Estamos aquí por un número de casualidades y sucesos extraordinariamente improbables, y muy a pesar de lo que solemos creer, pocas transformaciones relevantes para la historia del universo suceden en la ventana que se nos da para vivir.

Este tipo de empresas, tecnologías, formas de actuar, etc. son extremadamente nuevas, y se irán equilibrando con el tiempo sus beneficios con sus inconvenientes. Si se aleja de nuestro círculo de influencia el cambiar algo, de qué nos sirve indignarnos, mucho más cuando sabemos que nadie tiene la razón, y que siempre existen puntos de vista igualmente correctos al mismo tiempo que verticalmente opuestos.

Pueden abusar de los datos recogidos de un grupo de personas, pero dar cobijo y alimentos y bienes a otro grupo. Ve tú y diles quién está equivocado y quién tiene razón.

⋇ ⋇ ⋇ ⋇ ⋇

Gracias por leer el post. No dudes en enviarme un correo para cualquier comentario, o para compartir tu punto de vista 😉: contact@poview.org